​Los Demonios Salvajes de Mario Roberto Morales

​Los Demonios Salvajes
de Mario Roberto Morales
por Elvia Roldán
“Cuesta ser uno mismo en una sociedad en la que sugieren cien veces diarias lo que te conviene ser…”
-Mario Roberto Morales
Los Demonios Salvajes, p 141.

Siendo la primera novela del autor guatemalteco Mario Roberto Morales, el autor experimenta un variado estilo literario. Recordando los momentos que pasó con sus compañeros de la guerrilla y con sus compañeros del último año del colegio. Visualmente es un chirmol, pero para él escribir es una actividad lúdica.

Un libro que terminó de ser escrito hace cuarenta años, pero que surge con vitalidad en esta nueva edición definitiva, según el autor, editada en México, que se abre paso entre las novelas contemporáneas juveniles, ya que si bien fue escrita hace varias generaciones, y habla de situaciones que personas de mi edad nunca vivieron, lo ocurrido en esa época nos afecta actualmente y no podemos seguir ignorándola. Morales plasma ese momento en el que toda una generación se ve obligada a truncar sus sueños infantiles al graduarse del colegio porque en el país existe una guerra interna que deben afrontar, por muy indiferentes que quieran mostrarse ante ella.

Baraja la ficción con recuerdo propios, cartas que hubiese querido escribirle a su esposa y a sus bebés mientras estaba en la guerrilla urbana guatemalteca y reflexiones sobre la búsqueda de identidad que tienen los jóvenes graduandos del bachillerato en el momento en el que son hostigados porque ‘tienen que ser alguien en la vida’ pues han llegado a la edad en la que tienen que descubrir cómo hacer en el camino.

Esta búsqueda de identidad que tienen los protagonistas es la misma búsqueda de identidad que tiene la literatura guatemalteca de esa época, y en especial. Los Demonios Salvajes, reconocida con el nombre de Nueva Novela Guatemalteca (junto con Los Compañeros de Marco Antonio Flores), en la que utiliza las formas coloquiales del habla de la época para contar la historia, dando a la forma inseparabilidad del fondo implícito que capta nuestra atención por su forma de expresarse y nos conduce así hasta el inevitable final de una obra que no pretende nada, porque lo dijo todo.

Mario Roberto Morales, escritor, columnista, catedrático y doctor en literatura y cultura latinoamericana,  fue militante guerrillero durante el conflicto armado interno guatemalteco durante quince años, lo que ensucia, a la vez que adorna, su escritura alegre y juvenil con el dolor y miedo que sufrió voluntariamente por luchar por su país y sus ideales de entonces.

Esta entrada fue publicada en Reseñas. Guarda el enlace permanente.