Momentos estelares de la humanidad

por Wellington Nelson

Quizá lo que haya que saber de este libro lo dice él de sí mismo en su prólogo:

Ningún artista es durante las veinticuatro horas de su jornada diaria ininterrumpidamente artista. Todo lo que de esencial, todo lo que de duradero consigue, se da siempre en los pocos momentos de inspiración. Y lo mismo ocurre en la historia.

Pero no me limitaré sólo a incluir una cita, también les diré que el subtítulo refleja realmente lo que es, dado que son catorce miniaturas históricas. Si me detengo a dar detalles de cada una de ellas, la reunión se extendería más de lo necesario, por eso seré lo más breve posible. Aunque los capítulos están ordenados en forma cronológica pueden leerse en desorden, pues se refieren a hechos aislados entre sí. En sus páginas puede verse detalles acerca del llamado “Descubrimiento del Océano Pacífico” por Vasco Núñez de Balboa, que no ocurrió de la forma como me lo contaron en la escuela primaria, sino de una forma un tanto sufrida y aventurada. El libro está hecho para todo tipo de lectores, pues al que le gusta leer libros de Historia le parecerá interesante la información contenida en él y a quién le gusta leer Literatura le gustará la forma en que son manejadas las narraciones. De repente, en uno de sus capítulos en los cuales se desarrollará una batalla, al referirse a los soldados, se encuentran frases como “La oscuridad, llena de fantasías, excita siempre los sentidos y confunde a la esperanza con el dulce veneno de los sueños.” Y así como esa, hay muchas frases propias y ajenas que le van dando un toque casi poético a este ensayo de Historia.

Incluso el autor se tomó la libertad de crearle un final a una pequeña obra de Tolstoi en el capítulo titulado “La Huida hacia Dios” el cual es un epílogo para el drama inacabado Y la luz brilla en las tinieblas, pieza que el ruso dejó inconclusa y que Stefan Zweig retoma para, con maestría darle un final.

Tal como dicen las cartas de recomendación, por las razones expuestas, no tengo ningún inconveniente en recomendar el libro Momentos estelares de la humanidad a cualquier lector. Si quieren introducir a alguien en la Historia, pueden recomendarlo, si quieren que se entretenga o simplemente disfrutar de una buena lectura, éste será una buena opción.

Esta entrada fue publicada en Autores, Historia, Leer, Libros y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.