El arte de ser feliz

REGLA NÚMERO 14
Se podría decir que buena parte de la sabiduría de la vida se basa en la justa proporción entre la atención que prestamos en parte al presente y en parte al futuro para que la una no pueda estropear a la otra. Muchos viven demasiado en el presente (los imprudentes), otros demasiado en el futuro (los miedosos y preocupados), raras veces alguien mantendrá la medida justa. Quienes sólo viven en el futuro con sus ambiciones, que siempre miran hacia adelante y corren impacientes al encuentro de las cosas venideras como si sólo éstas pudieran traer la verdadera felicidad, y dejan que, mientras tanto, el presente pase de largo sin disfrutarlo ni prestarle atención, estas personas se parecen al asno, con su fajo de heno atado con una cuerda delante de él para acelerar su paso.

En El arte de ser feliz (explicado en cincuenta reglas para la vida) por Arthur Schopenhauer. Herder editorial.

Esta entrada fue publicada en Ensayo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.