Tu no eres como otras madres de Angelika Schrobsdorff, desde los ojos de Lorena Flores Moscoso

Por Lorena Flores Moscoso

Angelika Schrobsdorff nació a finales de los 1920 de los locos años 20 como ella misma lo resalta en su novela Tú no eres como otras madres. Podría describirse como un texto que reconstruye la vida cotidiana y desbordantemente real de una madre. Una madre que antes fue una mujer que creció dentro de la burguesía judía de Berlín y que trata de liberarse o descubrir otro mundo fuera de la tradición judía.

Esta reconstrucción también podría tomarse como una deconstrucción de esa realidad, una resignificación a partir de deshacer analíticamente los elementos que constituyen el concepto de ser madre en un contexto europeo de inicios del siglo XX en una tradición judeo cristiana burguesa.

Ella se promete dos cosas tácitas durante el relato: vivir la vida intensamente y tener un hijo con cada hombre al que amara. Else vive sedienta de independencia y de experiencias. Una vida pareciera no alcanzarle. Pero también poco a poco aprende que todo tiene su precio y sus retos. Se cuestiona si ¿está dispuesta a pagarlo? Después de una vida acomodada, penas, alegrías llega uno de los retos más duros: el exilio que la enfrenta a una nueva e intensa realidad.

Cuando trato de describirla para mí o para otros, vuelvo una y otra vez sobre la palabra «autenticidad». Else era —en un mundo de autoengaño, de disimulo y de hipocresía— tan auténtica y elemental como sólo puede serlo una criatura de la naturaleza.
No hay ninguna vida igual a la otra aunque siempre encontramos momentos, episodios, frases, incluso personalidades con las que nos sentimos identificados o que rechazamos. Algunas nos seducen, otras nos repelen. En esta obra los personajes pueden causarnos ambos sentimientos a cada vuelta de hoja. Y a pesar de que es una novela no podemos dejar pensar de que es de alguna forma la memoria de alguien… de una mujer como nosotras, como nuestra madre o como nuestra abuela. En resumen un libro memorable. Después de leerlo nunca lo olvidaremos.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

“¿No era esa la belleza de la ficción?”

no era esa la belleza de la ficcion
Philippe Hunziker

La reciente publicación (lanzamiento 20 de abril en SOPHOS) de Hombres de papel, novela en la que Oswaldo Salazar pone en escena la relación entre Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel de Literatura y su hijo Rodrigo (alias ‘Comandante Gaspar Ilom’), dos de las figuras más importantes del siglo XX guatemalteco, ha suscitado además de un interés justificado por su calidad literaria, el inicio de una polémica que cuestiona la validez (la legalidad incluso) del uso de personajes reales en la ficción.

El 24 de abril, Magacín 21 publica una nota titulada La peligrosa línea entre la ficción y la realidad, que se enfoca en lo que anticipa como contencioso en la novela.

El 25 de abril, Mario Antonio Sandoval, en Prensa Libre (Las fronteras de la ficción novelística), opina acerca de la aplicación de la Ley de Emisión del Pensamiento y ofrece una filogenia de las novelas sobre temas históricos. Sostiene la necesidad de poner límites a la novela histórica que contiene personajes reales:

[…] este tipo de novela implica mucho riesgo porque de hecho puede caminar en la resbalosa y tortuosa ruta de la mentira, tan cercana a la mala intención.

El 26 de abril,  Soy502 reporta sobre la Polémica novela sobre Miguel Ángel Asturias y da cuenta de la incomodidad de algunos miembros de la familia Asturias ante la publicación de la novela.

El 16 de mayo en Lo que le debemos a Asturias III, Marcela Gereda, aunque aclara no conocer el libro, se pregunta “¿con qué propósito se busca tachar la memoria de la vida de Asturias?”.

Hombres de papel fajilla mxNo se percibe la misma incomodidad más lejos de casa. El 30 de abril, el diario mexicano Excelsior publica “Oswaldo Salazar recrea vida de dos mitos, nota en la que se enfatiza  la reivindicación que Salazar hace de Miguel Ángel Asturias y de su hijo Rodrigo. Y Luis Beiro, para Listin Diario, resalta lo que piensa que está detrás de la intención de la novela citando a Macedonio Fernández: “Yo quiero que el lector sepa siempre que está leyendo una novela y no viendo un vivir.”

Por su lado, Adolfo Méndez Vides, el 3 de mayo, califica Hombres de Papel como “todo un novelón”. Al evocar El hombre que amaba a los perros (novela en la que Leonardo Padura se acerca a la vida de Ramón Mercader, el asesino de Trostki) nos recuerda que el recurso de Salazar no es nuevo.

Este artículo de Heller McAlpin en LitHub.com, titulado “¿Por qué hay tantas novelas sobre escritores famosos?” analiza el reciente resurgimiento de la ficción biográfica. Una pregunta interesante, y quizás más importante, que las que controvierten en torno a Hombres de Papel.

Empieza escribiendo McAlpin:

“Escribe acerca de lo que conoces y te importa más profundamente”, se le instruye repetidamente a los aspirantes a escritores. Bueno pues, ¿qué es lo que los escritores mejor conocen y aman? Los libros y autores que les hicieron desear escribir por sí mismos.

Recuerda McAlpin que, desde la aparición de Virgilio en el Infierno de Dante, hasta El maestro de San Petersburgo, la novela sobre Dostoyevski de J. M. Coetzee, la historia de la literatura está llena de intentos de escritores por aprehender el proceso creativo de los autores que aprecian, poniéndolos en escena en una ficción.

El recurso pues, no es nuevo, pero sí goza hoy de una salud renovada.

Intuyo que los motivos de Oswaldo Salazar, lejos de la mala intención a la que alude Sandoval, cuando leo a Dinitia Smith, autora de La Luna de Miel (una novela sobre el matrimonio tardío de George Eliot) decir:

Hay una soledad profunda y privada en el arte que hemos escogido, y un anhelo por encontrar réplicas de nuestra experiencia en los que han pasado antes de nosotros.

Para McAlpin, la mayoría de estas novelas son acompañadas de una nota del autor que separa hechos de ficción. En el caso de Salazar, la nota se limita a decir que “algunos personajes de esta novela son reales; sin embargo, lo que se cuenta de ellos es ficticio”. La nota es brutalmente clara pero sin duda nos deja con hambre. Todo lector, es natural, querrá saber cuáles partes de la novela son ciertas y cuáles no (a pesar de que Salazar nunca dice que pueda, deba, intentarse esa separación pues “todo lo que se cuenta es ficticio”).

Llega un momento en la “vida después de la muerte” de un escritor, en el que su naturaleza deja de ser corporal, física. En ese momento, el personaje (ya no la persona) salta al reino de lo legendario, al ámbito de lo fabuloso. La preeminencia de la experiencia vital como esencia del personaje cede su lugar a la naturaleza mítica que este adquiere, a su capacidad de convertirse en símbolo. Y ¿qué es un símbolo sino una entidad a la que convenimos en dar un significado compartido, aunque posiblemente desligado de la naturaleza-en-el-mundo del símbolo?

Como he tenido ocasión de decirle a un familiar de nuestro Nobel, el Miguel Ángel Asturias y el Rodrigo Asturias que nos es dado conocer a los guatemaltecos, no son las personas que ellos tuvieron cerca. El privilegio de conocer a los hombres de carne y hueso nos es vedado a quienes estamos fuera del círculo íntimo.

El Miguel Ángel Asturias y el Rodrigo Asturias de la novela (los Hombres de Papel) tienen relación (más que con las personas que fueron) con los personajes que se han construido en nuestro imaginario a partir de las historias, de las leyendas que ellos mismos nos han mostrado o que, alrededor de ellos, nos hemos contado los guatemaltecos. No son ya (nunca han sido) personas reales, como lo son para sus hijos, sus hermanos, sus cónyuges. Para nosotros son verdaderamente Hombres de Papel, porque ha sido ese el material que nos los ha dado a conocer.

Según dijo durante la presentación de la novela en SOPHOS, Oswaldo Salazar descubrió, al reencontrarse en sus años de universidad con Asturias (Miguel Ángel) , un mundo hecho de palabras (¡de papel pues!) que lo maravilló. Un mundo construido con un andamiaje absolutamente único y maravilloso. Y de vuelta a  McAlpin:

No sorprende que los libros sobre escritores muchas veces rebosan de reflexiones acerca del poder de las palabras y de la literatura.

En Paris, Miguel Ángel Asturias fue nuestro embajador ante Francia. Hoy lo sigue siendo, ante el mundo. De alguna forma, es (un) embajador de nuestra propia identidad ante nosotros mismos. Es un creador de mitos, y un mito en sí mismo.

Su paternidad literaria de Hombres de Maíz creó un mito, el del guatemalteco originario. Su paternidad biológica de Rodrigo Asturias creó otro, el del guatemalteco indignado y rebelde. La historia quiso que ambos mitos se fusionaran en uno llamado Gaspar Ilom. Hombres de papel es un homenaje a Miguel Ángel Asturias y a esa criatura doble que engendró: Rodrigo Asturias alias Gaspar Ilom.

Es imposible leer la novela y no querer más a estos personajes.

Hará mucho Hombres de Papel si contribuye, a través del subterfugio de la ficción, a que los guatemaltecos tengamos una relación más cercana con estas dos figuras más grandes que la realidad que son los Asturias, padre e hijo. Ayudará a rescatar de un olvido lento, agónico, tanto más triste cuanto ha sido desidioso.

Alison Anderson, traductora literaria y autora de El invitado de verano, una novela acerca de la amistad (ficticia) entre Chéjov y una mujer médico cegada por un tumor que terminará siéndole fatal, pregunta:

¿No era esa la belleza de la ficción, que acertaba con mayor precisión al amargo corazón de la verdad que lo que pudo cualquier biografía?

La verdad que busco, yo lector, cuando leo una novela, no es la del personaje de la novela, ese al que sigo, del que me enamoro, al que odio o admiro, el que quisiera ser o del que huyo como de la peste. La verdad que busco es la mía. Es la verdad que solo yo puedo comprender y que solo a mí me sirve, porque, cuando leo, las preguntas las planteo yo, lector, para que el texto me responda.

Por eso, Hombres de Papel no es una novela sobre Miguel Angel y Rodrigo Asturias. Es una novela en la que un Miguel Angel y un Rodrigo Asturias (de papel, pero ¡qué papel!) nos acompañan a hacernos preguntas acerca de nosotros mismos, como guatemaltecos. La novela nos interpela como padres, como hijos. Cuestionamos nuestro papel como intelectuales que pensamos ser. Nos vemos como los cobardes que indefectiblemente somos. Nos imaginamos como los valientes que llegaremos a ser, a veces accidentalmente.

 

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

Llegó la primavera

c2bed5f7-b8f0-40e5-9ca5-8785224906fdDe la cuenta de Facebook de University Bookstore en Seattle:
“¡Justo a tiempo para la primavera!
‘No recuerdo el título, pero es verde y popular.’

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Road Trip virtual: London Indies en Instagram

Londonist presenta las 14 librerías independientes de Londres para seguir en Instagram, porque “amamos tanto las librerías independientes, que localizamos nuestras favoritas.

Lejos de ser lugares viejos y abandonados, las librerías independientes de Londres se han mantenido firmes en el siglo XXI. Algunas están hasta en Instagram.
¿Por qué no seguirlas?”

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las librerías que hay que ver en persona

Captura de pantalla 2016-04-29 a la(s) 12.53.13“Las librerías son lugares mágicos. Uno puede descubrir su próxima obsesión literaria, saludar a su autor favorito en una presentación, o conocer a su próxima pareja en medio de las libreras”.

Así describe Teen Vogue esta galería de fotos con las 7 librerías que uno tiene que ver en persona.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Pedida de mano en una librería: Literati

Publicado en Facebook por Literati Bookstore, en Ann Arbor, Michigan

Cada cierto tiempo, somos t852_613178905507024_7975167190809836310_nestigos de momentos mágicos en la librería.
Estamos encantados de haber sido parte de esta adorable propuesta de matrimonio con dos de nuestros clientes favoritos.

¡Felicidades, Jim y Aubrie!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los enamoramientos de Javier Marías

​Los enamoramientos
de Javier Marías
por Nicolle de la Vega
“A ninguno debe ofendernos que alguien se conforme con nosotros, a falta de quien fue mejor.”
pág. 173


Javi
er Marías es conocido por su narración inteligente, que más que entretener al lector, busca la subjetividad del ser humano, el peso de las decisiones, y presentar de alguna manera, aquella conexión que va más allá de los vínculos terrenales que pueden romperse con una simple inexactitud, como el tiempo.

El enamoramiento es la antítesis de la lógica y puede ser fácilmente confundido con el amor. Sin embargo las acciones que se desprenden de ese estado pueden contrariar incluso los principios más enraizados de nuestro ser. Esta novela se enreda en una de las emociones más humanas y difíciles de explicar.

María Dolz, la protagonista y narradora de la novela, asiste todos los días a una cafetería, donde observa a una pareja de la que poco sabe y que acaso envidia, pues son ellos quienes le brindan algo de optimismo a su día a día. Sin embargo, un día se entera del asesinato del hombre a manos de un completo desconocido.

Más adelante, María se involucra en una relación que la llevará a descubrir los pormenores del suceso y no termina allí, se ha enamorado perdida y silenciosamente de aquél que no puede ver más allá de una promesa, quizá, hecha por casualidad. El relato, más de una narración, se puede describir como la reflexión de los hechos, sin por ello dejar de ser interesante o alejar al lector del libro.

Javier Marías condensa la pérdida, el miedo y todos esos desvaríos que ocurren con la muerte de un ser querido y con el enamoramiento, que más que ser opuestos parecen tener más en común de lo que se cree, ambos pueden hacer que las personas que lo padecen recurran a actos que, de no estar bajo esas circunstancias, no cometerían.

Los enamoramientos, son pues, nebulosos, envolventes y difícilmente descifrables. Nadie desea que su historia de amor, por más incorrecta que ésta sea quede encerrada como los libros “cuyo tiempo está quieto y acecha cerrado siempre, pidiendo que se lo destape para transcurrir de nuevo y relatar una vez más su vieja historia repetida”.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Patty Diphusa de Pedro Almodóvar

​Patty Diphusa
de Pedro Almodóvar
por Juan Carlos Figueroa
“No hay nada como hablar en serio para que los demás te crean devotamente.”

Esta historia cuenta la historia de Patty Diphusa: una joven famosa por sus actuaciones en fotonovelas porno. No se sabe si es en realidad famosa o si ella cree que lo es y a partir de eso existe en cualquier situación como tal y como si las demás personas lo reconocieran. Qué importa, igual, si ella cree o no que es distinta, su actitud crea las situaciones.

Los relatos de Patty incluyen sexo oral con una pareja de esposos gays que no sabían que la compartían, sexo por justicia y un poco de sexo con amor. Si parece que la vida de Patty gira alrededor del sexo, Patty Diphusa sería en verdad aburrido y repetitivo. Patty se vuelve profunda cuando medita en medio de sus problemas porque ve las cosas más positivas y, rápidamente, decide actuar para salir adelante. Yo hasta lo vería como autoayuda…

Lejos del personaje, Patty representa un diálogo directo con su creador, Pedro Almodóvar. Patty es Almodóvar convertido en personaje, es una caja negra de una porción de su vida, y por eso representativa de cierta época, aunque limitada a lo que su creador le da la gana. El propio Almodóvar dice que son los 80 en Madrid.

Además de la historia de Patty, Patty Diphusa, el libro incluye dos apartados titulados Relleno y Consejos para llegar a ser un cineasta de fama internacional. El Relleno agrega un poco más a la autobiografía de pensamientos de Almodóvar que el lector podría sacar de la historia anterior; y los Consejos son, en fin, consejos claros.

Quizás lo más encantador de este libro sea el acercamiento despreocupado que podría tener cualquier lector a medida que avanza en las páginas y las historias. Me imagino que ese sentimiento lo genera Patty, ella deja ver su lado humano cuando se la pasa bien o cuando está deprimida, sin que importe lo que haya enfrente.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ana Sonríe de Denise Phé-Funchal

Ana Sonríe
de Denise Phé-Funchal
por Gaby Sosa
“y en cuanto pone un pie fuera de casa, un pie en la calle, se promete buscar los lugares Ana se inclina
para colocarle 
el collar, abre la puerta de infancia y evitar los de Carlos. La constante huida
del recuerdo
le ha permitido dividir la ciudad y trazar caminos para recordar y para huir.”

Ana sonríe es la historia de tres hermanas Ana, Loreta y Lucrecia, su presente y los recuerdos amargos de su infancia y juventud, develando poco a poco momentos que rasgan el alma.

Entre conversaciones e interacciones relata las historias personales de cada una de las hermanas. Universos y momentos que explican un trágico acontecimiento, y desentraña las motivaciones y temores de cada una.

Pese al juego de temporalidades hay una línea directa desde la desesperada vida de sus padres y una infancia pintada de tristeza a una adultez melancólica y depresiva, en la que las hermanas añoran deshacerse de los fantasmas del pasado y cambiar esos momentos, aun sabiéndose condenadas a llevarlos siempre consigo.

Sin embargo, Ana sonríe es más que la historia de tres hermanas, es también una novela que muestra la lucha diaria de las mujeres en una sociedad dominada por hombres, en la que la violencia, el engaño y las decepciones siempre está presente. El libro invita a repensar la situación de la mujer en la sociedad guatemalteca, hoy y cuarenta o cincuenta años atrás.

Publicado en Reseñas, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

​Los Demonios Salvajes de Mario Roberto Morales

​Los Demonios Salvajes
de Mario Roberto Morales
por Elvia Roldán
“Cuesta ser uno mismo en una sociedad en la que sugieren cien veces diarias lo que te conviene ser…”
-Mario Roberto Morales
Los Demonios Salvajes, p 141.

Siendo la primera novela del autor guatemalteco Mario Roberto Morales, el autor experimenta un variado estilo literario. Recordando los momentos que pasó con sus compañeros de la guerrilla y con sus compañeros del último año del colegio. Visualmente es un chirmol, pero para él escribir es una actividad lúdica.

Un libro que terminó de ser escrito hace cuarenta años, pero que surge con vitalidad en esta nueva edición definitiva, según el autor, editada en México, que se abre paso entre las novelas contemporáneas juveniles, ya que si bien fue escrita hace varias generaciones, y habla de situaciones que personas de mi edad nunca vivieron, lo ocurrido en esa época nos afecta actualmente y no podemos seguir ignorándola. Morales plasma ese momento en el que toda una generación se ve obligada a truncar sus sueños infantiles al graduarse del colegio porque en el país existe una guerra interna que deben afrontar, por muy indiferentes que quieran mostrarse ante ella.

Baraja la ficción con recuerdo propios, cartas que hubiese querido escribirle a su esposa y a sus bebés mientras estaba en la guerrilla urbana guatemalteca y reflexiones sobre la búsqueda de identidad que tienen los jóvenes graduandos del bachillerato en el momento en el que son hostigados porque ‘tienen que ser alguien en la vida’ pues han llegado a la edad en la que tienen que descubrir cómo hacer en el camino.

Esta búsqueda de identidad que tienen los protagonistas es la misma búsqueda de identidad que tiene la literatura guatemalteca de esa época, y en especial. Los Demonios Salvajes, reconocida con el nombre de Nueva Novela Guatemalteca (junto con Los Compañeros de Marco Antonio Flores), en la que utiliza las formas coloquiales del habla de la época para contar la historia, dando a la forma inseparabilidad del fondo implícito que capta nuestra atención por su forma de expresarse y nos conduce así hasta el inevitable final de una obra que no pretende nada, porque lo dijo todo.

Mario Roberto Morales, escritor, columnista, catedrático y doctor en literatura y cultura latinoamericana,  fue militante guerrillero durante el conflicto armado interno guatemalteco durante quince años, lo que ensucia, a la vez que adorna, su escritura alegre y juvenil con el dolor y miedo que sufrió voluntariamente por luchar por su país y sus ideales de entonces.

Publicado en Reseñas | Deja un comentario